K-Laser Cube Plus 30

Mejora la recuperación con la Revolución de la Rehabilitación Láser

La tecnología HPL (High-Power Laser) ofrece tratamientos rápidos, indoloros y no invasivos, acelerando la recuperación sin medicamentos. Ideal para la rehabilitación posoperatoria, este dispositivo de alta potencia garantiza un suministro eficaz de fotones, disminuyendo el tiempo de tratamiento y maximizando la absorción de energía para una rápida curación y alivio del dolor en tejidos blandos y articulaciones.

Ventajas

Portátil y fácil de usar
K-Laser Cube Plus 30 es un dispositivo ligero y portátil, fácil de usar e intuitivo para los profesionales en diversos ámbitos, garantizando la comodidad y flexibilidad en la administración de la terapia láser.
Cable óptico reforzado
K-Laser Cube 30 incorpora un sistema de conexión óptica duradero que garantiza una transmisión láser estable y fiable. Esta característica mejora la longevidad del dispositivo y mantiene una salida láser constante para una mayor eficacia en los tratamientos de rehabilitación.
Interfaz gráfica intuitiva
La interfaz gráfica de K-Laser Cube Plus 30 es altamente intuitiva, lo que simplifica tanto el ajuste de energía como la selección de las longitudes de onda utilizadas durante el tratamiento, todo ello adaptado al perfil específico de cada paciente.
Manípulo resistente al calor
La extraordinaria resistencia al calor del manípulo permite que este se mantenga constantemente a la temperatura adecuada. Además, su nueva pieza distal destaca por su fácil mantenimiento, garantizando un funcionamiento sin complicaciones.
Manípulo “Smart”
El cabezal o manípulo inteligente propio de Cube Plus 30 incluye funciones de seguridad como un sensor de movimiento y control de velocidad para garantizar una terapia láser precisa y segura.
Manípulo multimodo
Cube Plus 30 posee varios modos de tratamiento, lo que permite a los profesionales personalizar los tratamientos según las indicaciones o las necesidades del cliente.

Tratamientos

Fisioterapia deportiva

Mejora la recuperación deportiva con los tratamientos de INDIBA y K-Laser. Con K-Laser, acelera la reparación natural de los tejidos activando cromóforos específicos y combina terapias para mejorar el rendimiento deportivo.

Podología

Vuelve a ponerte de pie con los tratamientos podológicos INDIBA y K-Laser. Nuestros dispositivos y protocolos a medida abordan las afecciones de los pies, gracias a una tecnología de radiofrecuencia y láser potente pero suave que estimula la curación del cuerpo. De forma indolora y eficaz, nuestros tratamientos podológicos aceleran la recuperación natural de diversas dolencias de los pies.

Resultados

Tecnología

El dispositivo Cube Plus 30 representa un avance innovador en la terapia de rehabilitación láser, estableciendo un nuevo estándar en la industria. Gracias a su tecnología HPL, este dispositivo ofrece tratamientos rápidos, indoloros y no invasivos que promueven la recuperación sin necesidad de medicamentos. Es especialmente valioso para la rehabilitación post-cirugía y en diversas intervenciones terapéuticas.

Cube Plus 30 opera en un rango energía de alta potencia, lo que agiliza la entrega de fotones y se traduce en tiempos de tratamiento más cortos. Esto se logra gracias a la emisión de múltiples longitudes de onda de forma simultánea para maximizar la absorción de energía por los cromóforos diana. El resultado es la reparación tisular acelerada y el alivio del dolor en los tejidos blandos y en las articulaciones, impulsado por las respuestas fotoquímicas y fototérmicas de la terapia láser.

Accesorios y consumibles

¿Para qué se utiliza la tecnología K-Laser?
La tecnología K-Laser se utiliza para el tratamiento de patologías musculoesqueléticas, enfermedades osteoarticulares, edemas y lesiones en el tejido blando.

¿Cómo funciona la terapia con K-Laser®?
El láser es una técnica de fisioterapia que utiliza un rayo de luz coherente y monocromática para estimular los tejidos y promover la curación. El tratamiento con K-Laser ofrece tratamientos rápidos, seguros, indoloros y no invasivos que pueden mejorar la recuperación reduciendo el uso de medicamentos. Es particularmente útil para la rehabilitación postoperatoria y varios tratamientos terapéuticos.

¿Qué se siente durante el tratamiento?
Son aplicaciones totalmente indoloras y agradables.

¿Para qué se puede utilizar?
La terapia con láser de alta potencia, que actúa sobre las células del tejido diana, tiene un efecto analgésico, antiinflamatorio, antiedema y bioestimulante. K-Laser es eficaz en lesiones agudas, así como en algunas afecciones crónicas.

¿Cuántas sesiones se recomiendan?
El número de sesiones es una variable muy amplia, dependiendo de la patología y de tu condición: aguda o crónica. Será siempre el profesional sanitario quien determine el número de sesiones ideales para tu caso.

¿Puedo recibir tratamiento con láser si tengo una prótesis metálica?
Sí, la presencia de una prótesis no es una contraindicación del tratamiento ya que la acción del láser no calienta el metal.

¿Hay que ser un profesional para usar K-Laser?
Así es. Los dispositivos K-Laser solo pueden ser utilizados por profesionales de la salud acreditados (médico ortopédico, fisioterapeutas, podólogos, etc.) tras recibir una formación específica para ello. Además, estos dispositivos láser solo deben utilizarse en determinados entornos clínicos, como centros de fisioterapia, ambulatorios médicos o clínicas podológicas.

¿Hay algún efecto secundario como resultado de la terapia K-Laser?
En general, la terapia láser, si es administrada por un especialista de forma adecuada, no tiene efectos secundarios adversos. No obstante, un uso inadecuado del láser puede provocar un sobrecalentamiento del tejido, que en ocasiones puede llegar a producir irritación, cambios en la pigmentación o quemaduras en la piel.

¿Cuáles son las principales contraindicaciones para la terapia K-Laser?
La terapia con K-Laser está contraindicada en pacientes con cáncer primario o metástasis, en áreas con hemorragias activas o lesiones cutáneas sangrantes, en pacientes con deficiencias en la coagulación y en zonas fotosensibles. También está contraindicada tras el uso reciente (inferior a 15 días) de corticosteroides sistémicos, en caso de hipertiroidismo, en zonas con inyecciones de rellenos cosméticos, y en pacientes epilépticos. También está completamente contraindicado dirigir la luz láser directamente a los ojos, ni siquiera con el uso de gafas protectoras, ni dirigir la luz láser a la glándula tiroides.

¿Hay alguna precaución para utilizar K-Laser?
Sí, hay que tomar medidas adicionales de precaución al tratar áreas hiperpigmentadas como tatuajes o lunares con el láser. También es recomendable eliminar cualquier rastro de maquillaje en la zona a tratar antes de proceder con el tratamiento láser, puesto que hay algunos componentes del maquillaje que pueden contener partículas fotosensibles que interaccionan con el láser.

¿Se necesita alguna ropa protectora especial para realizar tratamientos con K-Laser®?
No. El dispositivo K-Laser utiliza haces de luz infrarrojos, que son no ionizantes y por lo tanto no conllevan los riesgos de exposición propios de los rayos ionizantes como por ejemplo los rayos X.

¿Puede utilizarse K-Laser en niños?
En general, la terapia con K-Laser no está contraindicada en la población pediátrica. Sin embargo, debido a la mayor sensibilidad de la piel, es recomendable realizar una pequeña prueba de tolerabilidad cutánea antes de proceder con el tratamiento.

¿Puedo recibir tratamiento K-Laser en zonas tatuadas?
Es recomendable evitar tratar aquellas áreas que estén completamente tatuadas, puesto que en esas áreas el láser no sería eficaz al ser mayormente absorbido por el pigmento propio del tatuaje, y existiría un riesgo de acumulación de calor excesivo.
En zonas parcialmente tatuadas, sí se puede recibir tratamiento K-Laser tomando ciertas precauciones. En cualquier caso, pide consejo a su profesional sanitario.

Si estoy embarazada, ¿puedo recibir tratamiento K-Laser?
En embarazadas, debe evitarse el tratamiento láser en la zona próxima al útero o feto, así como la zona de la espalda. Las zonas lejanas a la matriz (por ejemplo, tobillos, codos, etc.) pueden tratarse con láser sin riesgo. En cualquier caso, consulta con un especialista.

¿Podemos tratar sobre el kinesiotape?
No. La cinta, así como cualquier tipo de vendaje o férula, bloquearían completamente la penetración del rayo láser, suponiendo un riesgo de quemadura por sobrecalentamiento de los materiales que están hechos.

    Indiba necesita la información de contacto que nos proporcionas para ponernos en contacto contigo acerca de nuestros productos y servicios. Puedes darte de baja de estas comunicaciones en cualquier momento. Para obtener información sobre cómo darte de baja, así como nuestras prácticas de privacidad y el compromiso de proteger tu privacidad, consulta nuestra Política de privacidad.